Ventajas de tener un barco pequeño

27ago


La mayor ventaja de tener un barco de menos de seis metros es que las vacaciones, por fuerza mayor, son más largas. Llegaremos a casa más tarde que todos ellos.

 

Podemos entrar en cualquier puerto o ría con la marea baja, cosa que nos viene muy bien porque es imposible hacer cálculos para cuadrar el tiempo de travesía con la subida y la bajada...

 

La navegación, en cualquier circunstancia, es más épica y más intrépida. Todos los días son una aventurilla.

 

No engordas. Cualquier actividad cotidiana supone un gasto energético extra. Vestirte, por ejemplo, te invita cada día a probar una nueva postura de yoga, rozando con el arte del contorsionismo. Estimamos un gasto aproximado de 1.500kcal. por cambio de ropa.

 

Bebes menos. Dentro del barco no es posible adoptar un ángulo correcto para poder terminar una lata de cerveza, te das con el techo.

 

A tomar café siempre te invitan los de los barcos grandes, creen que no tenemos cocina y aunque la tuviésemos ninguno querría romperse la espalda, no se lo plantean.

 

No molestas en ningún puerto, los pescadores, en cuanto te ven, te buscan el sitio. Siempre eres bien recibido.

 

En las entradas a puerto los pesqueros te ceden el paso. Creo que desde fuera parece que estamos siempre en peligro.

 

No tenemos que pasar inspección técnica y el seguro es muy barato. Lo podemos dejar en seco sólo con dos cabos, una rueda y unas defensas.

 

Una maniobra de atraque no lleva más de tres minutos. El barco lo paras agarrándote al pantalán.

 

Hoy no había viento. Se han ido todos. Nosotros no hemos podido. Con las olas el fueraborda de dos tiempos se sale del agua y no avanzamos.

¡Malditos!...con sus grandes barcos y sus motores intraborda...sin mojarse, con baño completo, con nevera, con su mesa de comedor y sofás con respaldo, con su toldito para el sol y su parabrisas...¡Malditos! Que van a diez nudos sin sufrir, que se visten de pie y que tienen gennaker.

 

Anoche compramos un cupón.



Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Alberto (domingo, 06 mayo 2018 23:57)

    Como me identifico con tus comentarios , salvo en el de que te cedan el paso , en mi puerto , Santa Pola , la guerra por los pasajeros de las tabarqueras y por llegar primero a la lonja dejan de lado la gentileza y dan paso al atropello de las más básicas reglas de navegación​, este verano , el segundo como armador de mi mini , un súper crucero de 5,50 x2,45 esperamos empezar las salidas de fin de semana completo , y dejar de dar vueltas por la bahía,,
    Si vienes por Alicante tu barco está en santa Pola y se llama GARFIELD,
    un saludo.

  • #2

    Ester San José Ricondo (miércoles, 09 mayo 2018 19:17)

    Un placer, Alberto y...¡¡Abandonad la bahía!! jejejej
    Si paso por Alicante me encantaría conoceros (a Garfield también) y, si es al contrario, en Santander seréis bien recobidos!
    Saludos y buena proa!