Arreglando velas


Una vez surgida la necesidad, es decir, cuando ya se te han roto y no tienes dinero contante y sonante para comprar un juego de velas, ¡no queda más remedio que pensar en algo!

Por suerte, en nuestro caso, tenemos una máquina de coser. No es industrial, pero cose el "dacrón" divinamente. Es una máquina de Alfa, de las portátiles, las puntadas son más pequeñitas pero ya reparamos la otra génova que se nos rasgó en una navegación y aguanta divinamente, así que... ¡seguimos con ello! 

Como podéis ver en la foto se trata de la baluma. Las velas son muy viejas y se van desgastando, así que decidimos no sólo reparar ese trozo, sino, tirar la pieza entera porque empezaba a tener agujeritos y tenía mala pinta.

Hemos utilizado dacrón adhesivo, por comodidad, para no tener que desmontar la pieza y echarla entera de nuevo.

Lo primero ha sido medir bien, sobre todo el ancho necesario, el largo importa menos, se pueden encadenar varias piezas, esta tela adhesiva es más finita y, por tanto, más ligera. 

Las piezas, en caso de que utilicéis la tela adhesiva, es recomendable no hacerlas muy largas, sobre todo si, como en este caso, se trata de reparar un borde y hay que pegarlo bien estiradito por las dos caras. Si las hacéis muy largas empezará a pegarse a todo y lo terminaréis estirando.

Una vez colocadas las piezas en su sitio suelo aplicar calor con la plancha para activar el pegamento. No conviene dar mucho calor al resto de la vela, las fibras sintéticas se estropean con facilidad, se puede endurecer y perder sus propiedades, llegando a romperse.

Y luego, como diría mi abuela, ¡un maquinazo!

Lo ideal es usar la puntada de zigzag más grande que tenga la máquina, cuanto menos cerca estén las puntadas, mejor, menos posibilidades que que se parta como la hoja de un cuaderno...y otro truquito es poner la tensión de la máquina al cero y manejar nosotros mismos la tela. En la foto podéis ver que he hecho un apaño con dos mesas y el sofá, la vela pesa mucho y la máquina no tiene fuerza para tirar de ella, además, cuanto más estirada esté más fácil será conseguir una costura recta...


Al principio las piezas nuevas cantan un montón, están tan limpias, tan blancas y tan estiraditas...que da un poco de vergüenza. Se nota mucho el paso del tiempo y el blanco deja de ser blanco y nunca vuelve a serlo, aunque las estires y las limpies con una botella de lavavajillas y una escoba y luego las rocíes con la karcher. Nunca volverán a lucir como el primer día. Pero no tardará mucho en ponerse a tono y no se notará. ¡Malditas velas blancas!


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    madre (viernes, 19 diciembre 2014 22:35)

    Autosuficiencia querida hija, ¡¡ eres una artistaza !!.

  • #2

    Esther San José Ricondo (lunes, 22 diciembre 2014 12:13)

    Pues claro, madre ¿Qué esperaba?

Contacto

Puedes contactar con nosotros a través de:
amazonaquenoespoco@gmail.com

en G+ "amazonaquenoespoco"

Y en facebook síguenos en...
"Amazona Que No Es Poco"

Recibir actualizaciones

Si quieres que te avisemos cuando tengamos nuevas publicaciones, nuevos productos a la venta, cuando suceda algo especial...escríbenos a amazonaquenoespoco@gmail.com

¡Serás el primero en enterarte!