Planisferio Celeste

ese gran desconocido


Es verano, ha quedado buena noche, se ven las estrellas...¿Sabrías reconocer las constelaciones? ¿Y si no tienes conexión a Internet o batería en el móvil para encender el sky maps?

Si tu respuesta es "no" tranquilo. ¡Tu lo que necesitas es un Planisferio!

Son prácticos, económicos y con ellos podemos empezar a tomar contacto con la Astronomía náutica.

Un planisferio es la representación de la bóveda celeste a cualquier hora y día del año. El que podéis ver en la foto es para latitud 40ºN, vale para toda la Península, es el que os venderán en cualquier librería de España por unos módicos cinco euros.

Consta de una circunferencia de cartón donde se representan las estrellas y una ventana transparente que al girarla y hacerla coincidir con el día en que estamos y la hora, nos permite ver la parte visible del cielo, en ese momento. 

Debemos tener en cuenta que el planisferio utiliza la hora oficial de Greenwich o GMT (Greenwich Meridian Time). 


¿Que podemos hacer con un planisferio?

Lo primero, y más evidente, es que vamos a poder localizar las principales estrellas y constelaciones, y, de ese modo, empezar a orientarnos. La estrella Polar, la principal, la que en el planisferio coincide con el eje central, que siempre señala al norte, debido a que está situada aproximadamente sobre el eje de rotación de la tierra. ¡¡Bien!! ¡¡Ya sabemos dónde está el norte!! Pero podemos averiguar el azimut de cada estrella para cada hora determinada (no olvidemos que las estrellas se van moviendo durante la noche).

¿Azimut? ¿Y eso que es? Pues bien, es una palabra utilizada en la astronomía náutica, proveniente del 


árabe, y es el ángulo entre el norte y el astro a estudiar. En el planisferio lo podemos calcular midiendo el ángulo entre el norte, la polar, y la estrella elegida. Así pues, si vemos un astro y lo identificamos, podemos saber en que punto cardinal está. El misterio queda desvelado en la foto...¿ahora lo vemos claro?

A simple vista parece algo innecesario e inútil, pero los antiguos navegaban siguiendo caminos de estrellas.

Determinar el punto cardinal por donde saldrá el sol, el día elegido.

Hacemos coincidir el día elegido con las 12:00h, en ese momento veremos la eclíptica (la línea amarilla que en el planisferio, representa la trayectoria del sol) el punto por donde aparece en el horizonte Este, es el azimut al Orto (amanecer) y el punto donde desaparece por el horizonte Oeste, es el azimut al ocaso.

El ángulo entre la eclíptica y el ecuador celeste, que coincide con el eje Norte-Sur del planisferio, es la declinación del sol para ese día. 


Cálculo de la hora GMT de tránsito de una estrella, su altura en dicho momento y nuestra verdadera latitud y longitud.

Necesitaremos:

  • Planisferio (of course)
  • Reloj ajustado a la hora GMT
  • Almanaque náutico (opcional)

En el planisferio, superponemos el eje norte-sur de la ventana con la estrella escogida, pj: Rigel (de la constelación de Orión).  Escogemos la fecha del día, pj: 1 de Febrero. A esa fecha le corresponde una hora determinada, la coincidente es 20 h. y 26 min. Es sorprendente comprobar la exactitud del planisferio al contrastarlo con el almanaque en la tabla "Horas TU de paso por el meridiano origen el primer día de cada mes".  Sin mover el planisferio veremos que para cada día del año se corresponde una hora, esa es la hora de tránsito de Rigel para cada día del año.


Del planisferio deducimos que la declinación de Rigel es -8º, en el almanaque vemos que es -8º 11,5' para febrero. La declinación en el planisferio es el ángulo entre el ecuador celeste y el astro.

También podemos determinar la altura de Rigel por el planisferio que corresponde a 48º en el momento del tránsito. Lo ideal es medir la altura de Rigel en ese momento con un sextante. La altura en el planisferio es el ángulo entre el cénit y el astro.

Aplicando la fórmula: latitud = declinación + altura (para el hemisferio norte)

Entonces...                  latitud = -8º + 48º

                                     latitud = 40º N  Que es la consignada en el planisferio para nuestra posición.

Si realmente medimos la altura de Rigel en el momento del tránsito con un sextante la fórmula no dará nuestra verdadera latitud.


Para determinar la longitud necesitamos un reloj ajustado a la hora GMT y la lectura de la hora de tránsito de Rigel del planisferio. La hora GMT de tránsito de Rigel es para el meridiano superior de Greenwich, a esa hora de nuestro reloj, Rigel todavía no ha pasado por el meridiano superior del lugar. El tiempo que tarda en culminar después de la hora GMT de paso por el meridiano superior de Greenwich es la diferencia de tiempo que podemos pasar a grados de longitud. 

Podemos determinar por observación el tránsito de Rigel con una plomada cuando Rigel se encuentre justo debajo de la Polar, que es cuando culmina, o apuntando la hora en que observamos por el sextante la máxima altura del astro.



Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    madre (viernes, 19 diciembre 2014 22:54)

    Genial capitán, qué bien lo explicas y qué bien se comprende. Me apunto a la siguiente entrega.

  • #2

    Isabel Ruiz (sábado, 20 diciembre 2014 00:29)

    Yo también me apunto, con alguna práctica.....

  • #3

    juan (domingo, 01 mayo 2016 19:06)

    buenísimo..

Contacto

Puedes contactar con nosotros a través de:
amazonaquenoespoco@gmail.com

en G+ "amazonaquenoespoco"

Y en facebook síguenos en...
"Amazona Que No Es Poco"

Recibir actualizaciones

Si quieres que te avisemos cuando tengamos nuevas publicaciones, nuevos productos a la venta, cuando suceda algo especial...escríbenos a amazonaquenoespoco@gmail.com

¡Serás el primero en enterarte!